Mindfulness y Tradición cristiana en Granada

La semana pasada estuve impartiendo una formación en interioridad en el Centro del Profesorado de Granada. Atendiendo a la demanda del profesorado de Religión, me solicitaron esta formación y en concreto, una iniciación al Mindfulness integrado en la Tradición cristiana, no sólo para el propio profesorado, sino para llevarlo a cabo en la clase de Religión.

Mindfulness en el aula

El objetivo, según Oscar Álvarez, Asesor Provincial de Religión (CEP de Granada) era ofrecer “una formación de calidad para que el profesorado capte muy bien en qué consiste el Mindfulness, se inicie y se anime a llevarlo a cabo en el aula”, siempre vinculado al Cristianismo.

En la formación, de 12 horas de duración, se realizaron unas cuantas experiencias para el “cuidado de la Casa común”, un llamamiento que nos hace el Papa:

“La Iglesia propuso al mundo el ideal de una «civilización del amor» […] junto con la importancia de los pequeños gestos cotidianos, el amor social nos mueve a pensar en grandes estrategias que detengan eficazmente la degradación ambiental y alienten una cultura del cuidado que impregne toda la sociedad (LSi n.232). Todo ello “con pequeñas acciones cotidianas hasta conformar un estilo de vida” (LSi n.211) que nos lleve a recuperar “los distintos niveles del equilibrio ecológico: El interno con uno mismo, el solidario con los demás, el natural con todos los seres vivos, el espiritual con Dios” (LSi n.210). Es “un retorno a la simplicidad que nos permite detenernos a valorar lo pequeño” (LSi, n.222).

Y un gesto sencillo de cuidado interno y con los demás es el GESTO CÁLIDO, que como apunta L. Boff, es “una inversión de cariño y amor a través de la mano y de la piel, que establece relación, la mano que arrulla, la mano que trae sosiego”. El segundo día, se hizo una secuencia sencilla del gesto cálido sobre la papa gesto cálidopropia mano, el rostro, por parejas y con un abrazo al mundo, utilizando la atención focalizada (descrita en mil libro “Crear cultura de interioridad. En el aula, en la pastoral y en la vida diaria”), que es una de las habilidades contemplativas de meditación mindfulness, y con los ojos cerrados y con una duración de uno a dos minutos cada uno de los ejercicios, excepto el “abrazo al mundo” que fueron unos 5 minutos.

Al terminar cada ejercicio, se hacía un ejercicio de autoconciencia y valoraban de forma anónima el flujo de sus pensamientos, siendo 10 de máxima calma y cero, mínima. Las respuestas las podéis ver en los post-its.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s